Academia Ecuatoriana de la Lengua

Academia Ecuatoriana de la Lengua

Artes Visuales - Literatura

Website: http://academiaecuatorianadelalengua.org/

 (02) 257 07 82 / (02) 2572-834

 Calle Cuenca N4-77 y Chile Quito – Pichincha, Plazoleta de la Merced, Quito, Pichincha EC170130

La Academia Ecuatoriana de la Lengua es la Institución cultural más antigua del país: con fecha 4 de mayo de 1875, durante la presidencia de don Gabriel García Moreno, se reunieron los primeros Académicos en la casa de don Pedro Fermín Cevallos, a fin de oficializar la creación de la Academia Ecuatoriana que, sin duda, fue comunicada a Madrid meses antes, en 1874, pues es este el año que registra el Diccionario de la Real Academia Española, de la forma siguiente: “Academia Ecuatoriana de la Lengua establecida en Quito (15 de octubre de 1874)”; somos la segunda Academia Correspondiente de la Española, luego de la de Colombia,  fundada en 1871.

El fin de la Academia es científico y literario; por tanto, es extraño a su espíritu cualquier tendencia o propósito político. Es una entidad privada, de interés público, relacionado eminentemente con el ámbito cultural, por la defensa del idioma, su estudio y su espíritu de unidad. La investigación lingüística, la evolución del idioma, la aparición y aceptación de neologismos y la atención a términos que van cayendo en desuso e información de estos trabajos a la Real Academia Española y a las otras Academias Correspondientes de la Lengua se encuentran entre sus principales objetivos. Asesorar en cuanto se refiere a la enseñanza del español en escuelas, colegios, universidades y otros centros de estudios; colaborar con la Academia Española, según normas que se acuerden, en la redacción de los diccionarios, la gramática y los variados trabajos que aquella emprenda; procurar, por medio de la prensa y de cualquier otro medio publicitario, la difusión del uso correcto del español hablado y escrito; publicar un boletín o memoria anual que dé cuenta del trabajo de sus miembros y de los acontecimientos académicos; facilitar la edición de obras de sus miembros; suscribir convenios con otras entidades de carácter cultural, y colaborar estrechamente con la Real Academia Española de la Lengua y con la Asociación de Academias, así como participar en los congresos y reuniones que se realicen para profundizar los fines académicos específicos son algunas de las misiones que corresponden a esta centenaria institución cultural.