_MG_8286

“El cantor de mi parroquia”: un portal para nuevos talentos

29 de octubre del año pasado: en el escenario del Teatro Capitol la fiesta y los nervios estaban a la orden del día. En esa fecha, hace poco más de un año, el escenario junto…

29 de octubre del año pasado: en el escenario del Teatro Capitol la fiesta y los nervios estaban a la orden del día. En esa fecha, hace poco más de un año, el escenario junto al parque La Alameda fue sede de la gala final del certamen “El cantor de mi parroquia”.

Grupos y solistas de 20 parroquias rurales presentaron sus propuestas musicales a esa primera convocatoria. Quito cuenta con 33 parroquias rurales, que ocupan casi el 80 por ciento del territorio del distrito metropolitano. Este espacio, lleno de verdor y fuentes de agua pura, es también un reserva de memoria y patrimonio, especialmente en cuanto a las expresiones de la cultura popular.

El concejal Patricio Ubidia fue uno de los promotores de este proceso, gestionado y llevado adelante por la Secretaría de Cultura, en coordinación con los Gobiernos Autónomos Descentralizados parroquiales (GAD). “El talento de nuestros artistas es inagotable”, asegura Ubidia.

Para el concejal, su afirmación quedó demostrada en la primera edición del concurso “El cantor de mi Parroquia”. El año pasado, como presidente de la Comisión de Turismo y Fiestas, Ubidia presentó este proyecto, “para incentivar y apoyar a los cantantes de la ruralidad quiteña”. Este año, espera que se inscriban más talentos e invita a las parroquias a preparar a sus artistas.

La convocatoria prevé que los géneros y el formato en la interpretación son libres, aunque sí se aclara que deben ser espectáculos con música en vivo. El año pasado, la música romántica y la de fiesta fueron las dominantes.

Los intérpretes iban desde verdaderos prodigios, como el niño Jordan Narváez  que representó a la parroquia de Calderón, hasta grupos ya con años de trayectoria. Al final, de acuerdo a lo previsto, fueron seleccionadas seis agrupaciones, representantes de otras tantas parroquias rurales quiteñas.

Pomasqui, Píntag, Llano Chico, Checa,  San Antonio de Pichincha y Yaruquí resultaron seleccionadas el año pasado, y los artistas de estas parroquias participaron de la programación de las fiestas de Quito 2016. Para este año 2017 el proceso será similar. La gala será casi exactamente un año después de la primera y en este año se realizará el 28 de octubre, una vez más en el Teatro Capitol.

Los interesados en participar deben acercarse a los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) de su parroquia. El proceso de selección de los participantes es responsabilidad única y exclusiva de cada GAD parroquial, que deberá seleccionar un solo representante para “El cantor de mi parroquia”.

Pablo Corral, secretario metropolitano de Cultura, destacó que este proyecto permite la participación de los habitantes de  las parroquias rurales con su oferta artística musical. Muchos de estos artistas son talentos escondidos que no han tenido la oportunidad de salir a la luz, artistas de primer nivel, y justamente la idea es brindarles plataformas de promoción y crear una base de datos de las nuevas propuestas que van naciendo.

Esta convocatoria garantiza el ejercicio de derechos consagrados en el artículo 380 de la Constitución de la República. También cumple con lo dispuesto en la resolución A015 del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, sobre los derechos culturales de los ciudadanos del DMQ.