paula-barragan

El Quiteño, una revista imaginaria con 80 portadas posibles

Orgánica y colorida, lluviosa y cuesta arriba, desordenada y seductora: así queda retratada Quito en la obra Quititus 2, la pieza gráfica de Paula Barragán que ha resultado ganadora del concurso El Quiteño, convocado por…

Orgánica y colorida, lluviosa y cuesta arriba, desordenada y seductora: así queda retratada Quito en la obra Quititus 2, la pieza gráfica de Paula Barragán que ha resultado ganadora del concurso El Quiteño, convocado por la Secretaría de Cultura del Municipio de Quito.

La convocatoria se abrió el 5 de marzo. En ella se invitaba a artistas gráficos, artistas urbanos e ilustradores a expresar su visión de Quito y de los quiteños con motivo de los 40 años de la declaratoria de Quito Patrimonio Cultural de la Humanidad, a través de ilustraciones de portadas para una revista imaginaria. La revista se llamaría El Quiteño.

El jurado calificador estuvo compuesto por los diseñadores gráficos Gisela Calderón, Christopher Scott, Oswaldo Terreros Herrera, Adn Montalvo y Karina Larrea. La obra de Barragán servirá de portada a un libro que se editará con todas las “portadas” presentadas para El Quiteño.

Quititus 2 será la portada del libro El Quiteño

Quititus 2 fue seleccionada por sus “elementos comunicativos y simbólicos, que representan nuestra ciudad capital”, a decir de la jurado Larrea. Según Adn Montalvo, logra “crear y mantener un lenguaje propio” de gran riqueza narrativa y cromática. Terreros Herrera destaca de la pieza “su memorable ejercicio constante de abstracción del paisaje de una ciudad multicultural”.

La segunda mención recayó en Troleando, de SoZapato (Sofía Zapata); la tercera mención ha sido para Fauna oculta, de Santiago González. Alice Bossut mereció la mención honorífica por su Domingo en La Carolina.

La primera tendencia de los trabajos presentados en esta convocatoria fue reproducir íconos conocidos de la ciudad, como la Virgen del Panecillo, la plaza de San Francisco o la Mitad del Mundo.

Luego fueron llegando exploraciones de otros aspectos de la quiteñidad: no siempre el Centro Histórico o sus monumentos, sino el Distrito Metropolitano con su diversidad y riqueza natural y cultural.

Quito se suma con esta iniciativa a una tendencia internacional inspirada en la célebre revista americana The New Yorker. Otras ciudades como París, Moscú, Tokio, Valencia entre otras han realizado ejercicios similares, con sus títulos Valencianer, Tokyoita, Moscovita y Parisianer.

La selección final ha escogido una obra ganadora y tres menciones. En total, son 80 obras las seleccionadas; más de 600 se presentaron al concurso. Fueron necesarias dos rondas de preselección para llegar a 221 piezas entre las cuales se escogieron las que serán finalmente publicadas.

Karina Larrea, Christopher Scott, Gisela Calderón, Adn Montalvo y Oswaldo Terreros

Según los jurados, “las 80 obras seleccionadas se escogieron con el fin de asegurar la misma fuerza, riqueza expresiva, variedad de estilos y temas con las que retratar una ciudad diversa, contemporánea, intercultural, dinámica y viva, objetivo de esta convocatoria, para conmemorar los 40 años de declaración de Quito como Patrimonio Cultural de la Humanidad”.

Revise el listado completo de los ganadores